Usos del tomate

Es un ingrediente económico de adquirir, muy utilizado en todo tipo de gastronomías del mundo y un producto indispensable en la cocina, sobre todo si vamos a preparar una paella. Y es que junto con el arroz, el caldo o el aceite de oliva, el tomate es uno de los ingredientes que más se usan para elaborar cualquiera de sus variedades ya que da un aroma y sabor que ningún otro producto puede ofrecer. En este caso, se puede utilizar comprando tomates naturales para incorporarlos rallados o directamente triturados y comprarlos en bote; en este último caso suele ser mucho más caro que si el propio cocinero se encarga de triturarlo.

Tomate para cocinar

Esta hortaliza es procedente de América pero hoy en día se ha incorporado a la dieta de cualquier parte del mundo, especialmente a la Mediterránea. Hay más de 70 género diferentes siendo las variedades de beleño, mandrágora o belladona los más utilizados en la cocina. Según su tipología su forma puede variar entre redondo, alargado, periforme; pero en cualquier caso mantiene siempre el color rojo como el denominador común de todos ellos. Otra de las ventajas de consumir frecuentemente tomate, y de poder incorporarlo en nuestras paellas, es que se comercializa durante todo el año; sin embargo, es en los meses estivales cuando realmente se recolectan de las huertas.

En la cocina podemos utilizar el tomate de diversas formas, siendo dos de las más habituales en ensalada o en salsa. Para esta última hay que triturarlo y pasarlo por la batidora, siendo conveniente sofreírlo un poco antes de su consumo; precisamente para elaborar una paella se incorpora el tomate en salsa y se echa en el recipiente con aceite de oliva caliente y junto a otros ingredientes como el pimiento o la cebolla. Pero también se consume frecuentemente el tomate al horno, seco, rellenos o en mermelada. Admite muy bien añadirle tanto sal, como azúcar, aunque un exceso de éste puede hacerlo demasiado dulce debido al propio aporte que el tomate conlleva.

Propiedades del tomate

A diferencia de otros ingredientes que se utilizan para la elaboración de las paellas, el tomate es uno de los que menos aporte calórico ofrecen a nuestra dieta ya que sólo cuenta con unas 20 calorías por cada 100 gramos. Y es que los dos nutrientes principales que lo forman son, por este orden, el agua y los hidratos de carbono. El sabor es un tanto ácido pero a la vez dulce, por lo que es considerado mitad fruta y mitad hortaliza, debido a la cantidad de azúcar que ofrece con respecto al resto de verduras y hortalizas. Aporta a nuestro sistema potasio, fósforo, fibra así como vitaminas E y C; estas últimas hacen que sea una alimento estupendo para consumir si queremos ingerir antioxidantes para proteger el organismo.

Alguno de los muchos beneficios que da el tomate a nuestra salud es una correcto funcionamiento intestinal, ayuda a la diabetes y a reducir el colesterol, mejora la vista y es bueno tanto para infecciones o enfermedades urinarias como para problemas de dermatitis. Se puede consumir diariamente, especialmente para aquellas personas con problemas de hipertensión, con alguna enfermedad cardiovascular o diabéticas. Otra de las principales propiedades del tomate es que debido a que cuenta con ácido clorogénico y ácido cumárico, ayuda a contrarrestar los efectos dañinos del tabaco. Combate los efectos cancerígenos del humo que desprenden los cigarrillos luchando contra las nitrosaminas que se forman en el sistema de los fumadores.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *