Receta de paella de carne

Una de las variedades de paella que más se recomiendan hacer si va a ser la primera vez que vamos a elaborar es la receta de paella de carne. Además del arroz, el ingrediente predominante será la carne y el cocinero podrá elegir cuál es la que prefiere para realizarlo. Aunque generalmente se suele emplear pollo y cerdo, también se puede cambiar alguna de estas carnes por conejo, o incluso darle un toque diferente con algún embutido como longaniza. Es uno de los tipos de paella más ‘contundentes’ a pesar de que está realizada también con muchas variedades de verdura como pimientos y zanahoria. Tanto si va a ser la primera paella que vas a hacer como si lo que quieres es un acierto seguro con tus comensales, toma nota de esta receta de paella de carne paso a paso.

Ingredientes necesarios para una paella de carne

Caldo para paella de carne

Lo primero que se necesitamos preparar para esta variedad de plato es el caldo para paella de carne. Para ello, deberemos trocear todas las piezas de pollo, cerdo y/o conejo y echarles sal y pimienta. En una cazuela cubriremos la base del recipiente con aceite de oliva, lo calentaremos y volcaremos la carne en ella. A fuego medio-alto, iremos removiendo para que se dore completamente; contra más pequeños hayamos cortado los trozos de carne más fácil será que nos quede bien hecha. Cuando haya ‘cogido color’, le echaremos encima el medio vaso de vino y reservaremos durante unos minutos.

A continuación, cortaremos las verduras: los dos dientes de ajo, la cebolla, los dos pimientos y la zanahoria. Es preferible que los trozos sean también pequeños y bastante similares para que se pueda hacer en menor tiempo.  En otra cazuela echaremos aceite de oliva, y cuando haya cogido un poco de temperatura, verteremos en ella los pimientos y la zanahoria. Cuando pasen un par de minuetos, les añadamos la cebolla y el ajo ya que éstos se hacen antes que las anteriores. Es importante salar las verduras una vez incorporada la cebolla.

Mantendremos a fuego medio las verduras, y cuando ya estén doradas, vertemos en la cazuela la carne previamente dorada y bañada en vino blanco. Removemos para que los sabores y aromas y todos los ingredientes se mezclen y mantendremos unos minutos más al fuego; en esta ocasión, te recomendamos que lo subas al máximo. A continuación, cubrimos la carne y verduras prácticamente ya sofritas, con un litro y medio de agua. Volveremos a bajar el fuego a medio-suave y dejaremos que se vaya cociendo durante una media hora aproximadamente. Una vez pasados 30 minutos, por un lado colaremos el caldo y por otro reservaremos el guiso conseguido.

Cómo se hace una paella de carne

A diferencia de otras variedades de paella, en esta hemos elaborado previamente y en otro recipiente diferente al de la paella el caldo y los ingredientes que la van a integrar. Así que el último paso es calentar la paella, cubriendo la base con aceite de oliva, y verter la cantidad de arroz deseada. Debes calcular unos 100 gramos por persona, por lo que si sois 4 comensales tendrás que incorporar 400 gramos. Rehogaremos el arroz en el aceite y añadiremos el colorante alimenticio durante un par de minutos y a fuego medio.

Dependiendo de la cantidad final de arroz que hayamos echado, usaremos el doble del caldo de carne y verdura preparado anteriormente. Es decir, si hemos optamos por 400 gramos que equivalen a dos vasos, tendremos que echar cuatro vasos del caldo hecho previamente. Puedes usar vasos, tazas o cualquier tipo de recipiente para echarlo; pero en cualquier caso debes coger el mismo tanto para el arroz como para el agua, sino las cantidades no te saldrán correctas. Una vez añadido el caldo, repartimos el arroz por toda la base de la paella y colocamos el guiso sobre ella. Deberemos dejarlo cocinar durante unos 20 minutos, y tras comprobar que el grano de arroz está tierno y el caldo ha sido absorbido, lo dejaremos reposar unos 5 o 10 minutos antes de servir.




  1. Vicente 07/11/2016 09:22

    Se remueve el arroz o no?

  2. RecetaPaella 06/02/2017 12:48

    Hola Vicente: Se remueve el error al principio, cuando lo mezclamos con los demás ingredientes y el caldo, una vez repartido por igual el arroz lo dejaremos sin remover, de ahí que sea importante ajustar bien las proporciones de caldo y arroz para no rectificar luego.

Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *