Receta de paella de verduras

Aquí aprenderás cómo preparar la paella de verduras, una alternativa que se puede convertir en apta para veganos si se prescinde del caldo de pollo, pero que sin duda también tiene una parte de la esencia de la popular paella valenciana, sólo que en este caso, únicamente veremos entre sus ingredientes el arroz y las verduras. Veremos que en este caso sí que admite más verduras de lo que lo haría una paella convencional, en cuyo caso no hay que abusar de estos ingredientes y algunos hay que evitarlos para que no altere el sabor.

Generalmente relacionamos la paella con las variedades que incorporan carne y/o marisco en sus recetas. ¿Pero existen paellas para vegetarianos? ¿Hay alguna receta en la que sólo se acompañe con el arroz verduras? El resultado es esta deliciosa receta de paella de verduras fácil de hacer, rápida de elaborar y cuyo sabor sorprenderá a tus comensales. Si quieres preparar un plato contundente, completo y muy sano, esta es la variedad de paella que te recomendamos hacer. Toma nota de los ingredientes y apunta paso a paso cómo preparar una paella de verduras.

Ingredientes en la paella de verduras

Como se prepara la paella de verduras

Vamos a darte los pasos necesarios para que aprendas cómo se hace la paella de verduras, las instrucciones precisas para que puedas preparar tu paella sin carne presente. Recuerda que puedes añadir alguna verdura más y variar sensiblemente los tiempos de cocción según prefieras el punto del arroz. Por ejemplo, algunos prefieren darle un punto más alto al final para hacer el socarrat de la paella, mientras que otros prefieren que quede el arroz ligeramente meloso, con una ligera presencia del caldo que suele desaparecer mientras la dejamos reposar unos minutos.

  1. Para comenzar a elaborar la paella de verduras debemos trocear todas las verduras que le añadiremos al plato; si hay algún ingrediente que no es de nuestro agrado, podemos eliminarlo de la receta, pero si lo hacéis cómo os mostramos tendréis como resultado una paella de lo más completa. Es recomendable que los trozos sean bastante pequeños y uniformes. Con respecto a las judías verdes, las tendremos que hervir en una cazuela durante unos 10-15 minutos a fuego fuerte.

  1. Echamos aceite de oliva a la paella que usaremos para elaborarla, la pondremos a fuego fuerte hasta que se caliente. Cuando haya cogido temperatura, echaremos en primer lugar los pimientos y removeremos para que el aceite vaya adquiriendo el sabor y aroma de éstos.
  1. Pasados un par de minutos, iremos incorporando el resto de verduras: cebolla, calabacín, coliflor, berenjena, alcachofas… Para éstas últimas te recomendamos que las cortes junto antes de incorporarlas ya que enseguida adquieren un aspecto ‘oxidado’ si se dejan partidas con mucha antelación. Bajaremos el fuego a una temperatura baja, iremos removiendo para que se hagan completamente y las tendremos unos 15 minutos.
  1. El tomate es uno de los ingredientes que no habremos tenido que integrar ya que se echará en la paella cuando el resto de verduras estén prácticamente sofritas. Es recomendable que los tomates estén maduros ya que los incorporaremos triturados o rallados en el preparado. Removeremos bien todos los ingredientes para que adquieran unos y otros aromas; lo mantendremos a fuego suave otros 5 minutos.
  1. Llega el momento de darle sabor echando el pimentón dulce sobre los ingredientes, salamos y echamos el arroz. ¿Cuánto debemos utilizar? Con 500 gramos tendrás para unas 4 raciones ‘generosas’ o para 5 o 6 comensales si servimos la paella con algún otro tipo de acompañamiento. Antes de remover y colocar el arroz por todo el recipiente, echamos el colorante alimenticio.

  1. El paso final de nuestra paella de verduras llega cuando incorporamos el agua al arroz. Éste puede ser sustituido por caldo de verduras, y en cualquier caso, debemos echar el doble de la cantidad de arroz utilizada. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las verduras suelen ‘soltar’ agua, por lo que es preferible no echar en exceso puesto que los ingredientes expulsarán su propia agua. Picamos los dos dientes de ajo y los añadimos.
  1. Una vez añadido el caldo o el agua es importante que no se añada más cantidad y que no removamos el arroz. Lo dejaremos cocer durante unos 15 o 18 minutos a fuego fuerte, controlándolo en caso de que veamos que el agua se está consumiendo a un ritmo rápido. Es decir, si vemos que no queda casi agua pero el arroz todavía está duro, bajaremos el fuego y podremos tapar con papel de aluminio para evitar que se evapore. Una vez terminada, dejamos reposar unos minutos antes de servir, ¡y a la mesa!



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *