Receta fácil de paella de pollo

La paella de pollo es la más popular de Valencia, junto a la de marisco y otros arroces. Pero es este tipo de carne el que le aporta la textura y sabor que tanto agrada a quienes prueban este plato. En este artículo te explicaremos cómo puedes preparar una paella con pollo en tu casa, qué ingredientes serán necesarios y qué pasos debes seguir para su correcta preparación.

Aunque cuando se habla de paella muchas veces se piensa en la que se elabora con marisco, el término hace referencia a cualquier tipo de arroz que se prepara en ese tipo de recipiente. Por eso, son muchas las variedades posibles y muchas regiones de España cuentan con sus propios estilos a la hora de elaborar este tipo de plato donde el arroz es el protagonista. Una de las más populares y más demandadas en los comercios de hostelería es la paella de pollo. Una receta fácil de elaborar, más económica que otros tipos como la de marisco, y sobre todo con un aroma y sabor que ningún otro plato puede ofrecer. Hay quienes son partidarios de añadir otros ingredientes, como por ejemplo quienes defienden una paella con costillas, sin embargo, esto no es lo recomendado. Si que se puede elaborar la paella valenciana combinando la carne de pollo con pato o conejo. En cualquier caso, aquí te explicaremos simplemente cómo prepararla con pollo como ingrediente complementario al arroz.

Ingredientes para una paella de pollo fácil

Cómo hacer una paella de pollo paso a paso

Hacer una paella de pollo paso a paso es muy sencillo ya que es uno de los platos con dificultad media y que no requiere demasiado tiempo de preparación. En primer lugar hay que picar la verdura, es decir, la media cebolla, los tres dientes de ajo, los dos tomates naturales y el pimiento de freír; éste puede ser verde o rojo, según nos guste más. Por otra parte, también debemos trocear la carne de pollo, tanto la pechuga como los traseros; también podemos comprarla ya partida o pedirlo previamente en la carnicería.

Encendemos el fuego, colocamos el recipiente para que coja la base un poco de calor y vertemos un poco de sal para que el arroz no se nos pegue más adelante y unas tres cucharadas de aceite de oliva. Primero vertemos el pimiento ya que es la verdura que más tarda en hacerse; cuando esté dorado, juntamos la cebolla, después el ajo y por último el tomate. Justo después, añadimos la carne y dejamos que se vaya dorando junto con la verdura. Vamos removiendo todo para que el pollo coja el sabor del resto de ingredientes y se vaya dorando por partes iguales.

Cuando consideremos que la verdura y carne están prácticamente sofritas, echaremos el arroz, el agua y el sobre de colorante. ¿Cómo calcular las medidas? Hemos puesto al principio unos 500 gramos para unas 4 o 6 personas, ya que suelen calcularse unos 100 o 125 gramos de arroz por comensal. Por lo que si sois más o sólo sois 2 o 3 personas, puedas calcular la cantidad de forma individual y multiplicándolo por el número de personas que seréis. Con respecto al agua, debe ser siempre el doble de la cantidad de arroz usada; es decir, si finalmente echas dos vasos de arroz, deberás verter cuatro de agua.

Repartiremos el arroz por toda la base del recipiente con ayuda de una cuchara para que los ingredientes de esta paella de carne queden bien distribuídos, salaremos el agua y espolvorearemos el sobre de colorante para paella. Hay que tener en cuenta que el agua debe estar nivelada correctamente para que no haya zonas que no se cuezan de la misma manera. Para saber el grado de sal, lo mejor es ir probando poco a poco hasta dar con el punto exacto.

Durante los primeros 5 o 7 minutos pondremos el fuego fuerte y después lo bajaremos a fuego medio hasta que el agua se consuma totalmente. Te recomendamos volver a probarlo, en esta ocasión para comprobar el grado de dureza del grano de arroz. También muy importante es que antes de servir lo dejemos reposar varios minutos fuera del fuego y con paño seco y limpio por encima. 

Un consejo:

Para que la paella de pollo quede perfecta, con los granos de arroz sueltos, sin pegarse unos a otros, es fundamental que despues de echar el arroz y repartirlo por el recipiente, no se remueva hasta el final. Esto es porque el arroz contiene almidón, que es un aglutinante. Cuando removemos el arroz durante la cocción hacemos que el almidón se desprenda y haga que los granos se peguen unos a otros. 

En ocasiones, si usamos mucho pollo o mucha verdura, puede que la regla de "el doble de agua que de arroz" no se cumpla al cien por cien y necesitemos más caldo. 

Un truco para evitar añadir agua y que se pierda parte del sabor es separar un poco de caldo al principio y reservarlo para añadirlo si hace falta. 

Para la elaboración de esta receta de Paella de pollo es mejor seleccionar un arroz redondo, tipo bomba o similar.




  1. ruben 13/12/2016 10:57

    Buenos días, me encanta este tipo de paella y lo explicais de lujo, pero seria recomendable que para los novatos nos ayudeis diciendonos el tiempo total aproximado que se tarda en hacer la paella. Para que podamos calcular la hora a la que queremos comer. Muchas gracias

  2. RecetaPaella 06/02/2017 12:53

    Hola Rubén: Nos alegra que te guste la explicación. En cuanto al tiempo que se tarda, depende del tamaño del recipiente y qué tipo de fuego usas, por ejemplo si es a leña o con un adaptador para hacerla en casa. Generalmente se tarda entre 40 y 90 minutos en prepararla.

  3. Manuel 13/03/2017 00:52

    Gracias ise la paella con pollo y langosta,a una señora decía que no le gustaba mucho,comidas desconocida,comió mucho y le gustó, tanto que ahora quiere mas,gracias por las buenas recetas desde New york saludos,

  4. rosa maria hernandez cabrera 20/06/2017 20:34

    me gusta esa receta

Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *