Pimentón en la cocina

Uno de los ingredientes más utilizados en la cocina española, y en otro tipo de gastronomías del mundo, es el pimentón. Su característico color rojizo y el aroma y sabor que ofrece a los platos donde se añade, lo convierten en un producto que no puede ser sustituido por ningún otro. Además es uno de los ingredientes imprescindibles de la mayoría de variedades de paella que te ofrecemos en nuestra web, por eso queremos explicarte cuáles son sus principales tipologías y características de este producto económico, fácil de adquirir y muy utilizado en la cocina. Los tres tipos más usados en la cocina son el dulce, el picante y el agridulce, siendo de todos ellos el más utilizado en la elaboración de platos el dulce.

  • Dulce. El pimentón dulce es de todas las variedades el más usado en la cocina puesto que el sabor y aroma que otorga a los platos y al resto de ingredientes es relativamente suave. Se usa en cocina para la elaboración de paellas, preparación de salsas, sofritos, estofados… Da más aroma que sabor al resto de alimentos con los que se le cocina.

  • Picante. El pimentón picante no se suele usar como condimento en la elaboración de platos sino que más bien se utiliza para condimentar productos concretos antes de su comercialización como el salchichón, chorizo, sobrasada; o también para dar un sabor y aroma fuerte en carnes y pescados. Antiguamente se le consideraba el ‘oro rojo’ debido a lo que se utilizaba y su uso como conservante en ciertos alimentos.
  • Agridulce. Una de las variedades más usadas en España es el pimentón agridulce, en concreto el llamado ‘de la Vera’. No es ni dulce ni picante, sino que tiene un sabor característico intenso son un cierto toque a ahumado. Se obtiene de la variedad de pimientos ‘jariza’ y se utiliza en la elaboración tanto de platos como estofados o guisos hasta para condimentar embutidos.

Principales propiedades del pimentón

En España se lleva consumiendo pimentón desde que a finales del siglo XV Cristóbal Colón lo exportara de América a la Península Ibérica. Desde entonces se ha cultivado por todo el mundo haciendo las variaciones pertinentes hasta conseguir que se aclimaten a las características de cada región. En España, hoy en día los más utilizados son las tipologías conocidas como ‘de la Vera’ y el de Murcia. El pimentón de la Vera se cultiva principalmente en Cáceres y se consigue a través de la desecación del fruto del pimiento. El precio varía según la marca consumida pero generalmente suele costar alrededor de 12 euros por kilo. Sin embargo, se comercializa en pequeñas cantidades ya que se añaden pocos gramos en cada plato realizado.

Se realiza en grandes naves preparadas para hacer que ya sea por humo o por el efecto del sol se seque para poder ser triturado y dar como consecuencia el pimentón tal y como lo conocemos. Este polvo que se obtiene tiene un característico color anaranjado o rojizo, dependiendo de su tipología. Entre sus principales nutrientes destaca la vitamina A, el licopeno, los carotenos y la capsaicina. Este último favorece la circulación de la sangre, ayuda a hacer la digestión y además estimula el hambre. Por otra parte, el licopeno es un buen antioxidante y alarga el proceso de envejecimiento mientras que la vitamina A es buena para la piel, la vista y los huesos, entre muchos otros beneficios.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *