Paella de costillas de cerdo

Los amantes de la carne no pueden dejar de probar esta deliciosa paella de costillas de cerdo, muy similar a la de pollo ya que los ingredientes secundarios son muy similares, pero sustituyendo el pollo por cerdo, y en concreto, por costillas. Es muy sencilla de preparar, los productos se pueden obtener en cualquier establecimiento y además su precio es muy asequible. Al ser un plato contundente, dejarás a tus comensales saciados y podrás consagrarte como un excelente cocinero. Toma nota de los ingredientes que necesitas y sigue paso a paso la elaboración de este tradicional plato.

Ingredientes principales:

Elaboración paso a paso

  • En primer lugar tendremos que lavar la verdura, es decir, las judías, los tomates, los champiñones y el pimiento rojo. Los trocearemos junto con la cebolla y los dos dientes de ajos; estos últimos preferiblemente muy picados. Con respecto a los tomates los podemos cortar en trozos muy pequeños o triturarlos nosotros mismos; también pueden ser sustituidos por unas 4 cucharadas de tomate frio de bote.

  • Por otra parte, cubrimos la base de la paella de aceite de oliva y lo ponemos a calentar. Teniendo en cuenta que las costillas de cerdo son el ingrediente que más tarda en cocinarse, será lo primero que verteremos en el recipiente cuando el aceite haya cogido temperatura. Echamos sal a la carne y vamos removiendo para que las costillas puedan dorarse por partes iguales. A continuación añadimos los champiñones y el pimiento rojo, y pasados unos 3 minutos, vertemos también la cebolla, los ajos y las judías verdes.
  • Cuando estén todos los ingredientes prácticamente sofritos, añadimos el tomate triturado o las cucharadas de tomate frito. Si disponemos de azafrán podemos poner unas hebras tostándolas previamente en uno de los laterales de la paella; pero si no se dispone de ella con el colorante alimentario será suficiente, por lo que lo espolvoreamos en ese momento de la preparación.
  • Mezclamos bien todos los ingredientes y vertemos tanto caldo de pollo como sea necesario para cubrir los ingredientes; te recomendamos que previamente lo hayas calentado en el microondas o en otro recipiente para que cuando lo volquemos ya haya cogido temperatura y sea más fácil que empiece a bullir. Si vemos que nos vamos a quedar cortos con el caldo, es necesario mezclarlo con un poco de agua hasta conseguir la cantidad adecuada. Dejaremos que todos los ingredientes junto con el caldo cuezan durante unos 25 minutos.

  • Llega el momento de echar el arroz y repartirlo bien por toda la paella. Para los dos litros de caldo son necesarios aproximadamente unos 500 gramos de arroz y sale para unas 5 o 6 personas, pero cada cocinero deberá ajustar la cantidad en función del número de comensales que vayan a ser. En el momento de verter el arroz, si vemos que no hay caldo suficiente del que anteriormente ya habíamos echado, podremos verter algo más de caldo. También será necesario en este momento probarlo y saber si admite más sal o no.
  • Lo pondremos durante 5 minutos a fuego fuerte y después lo bajaremos a fuego medio-bajo.  Lo importante es controlar que quede caldo si el grano de arroz todavía no está tierno completamente. Una vez terminada la paella es importante dejar esperar entre 5 y 15 minutos que repose antes de ponerlo en los platos y servir.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *