Pimiento para paella

Uno de los ingredientes que no suele faltar en ninguna de las variedades de paella es el pimiento. Es una de las hortalizas más económicas que podemos adquirir en todo tipo de supermercados o establecimientos de comestibles y que más beneficios nos ofrece para una dieta sana y equilibrada. Tanto si usamos en la paella pimiento verde, rojo o ambos, ofrece un sabor y aroma únicos al arroz, ya que al ser uno de los ingredientes que más tarda en freírse, el desprende sus propiedades en el aceite impregnando más tarde al resto de productos que se van incorporado. El precio del kilo suele ser generalmente alrededor del 1,50 euro y para elaborar cualquier variedad de paella suelen utilizarse entre dos y tres pimientos por receta.

El pimiento es originario de países de Sudamérica como Perú, México y Bolivia y se llevó a Europa a finales del siglo XV. Desde entonces ha sido uno de los ingredientes más utilizados en la mayoría de recetas puesto que es una hortaliza fácil de cultivar, económica de adquirir y que da un sabor especial a cada plato. Es uno de los productos que más variedades ofrece, clasificándose generalmente en dos grandes categorías: dulces y picantes. Para hacer una paella se suele utilizar el llamado ‘pimiento para freír’, con una forma alargada y nada picante. Recomendamos que al trocearlo se le quite la parte superior donde estaba unido al tallo y eliminar al máximo las pepitas existentes ya que en contacto con el aceite caliente suelen deja cierto amargor.

Pimiento verde: propiedades

Una de las principales características del pimiento verde es que es una de las hortalizas que menos calorías contiene, por eso su consumo favorece el mantenimiento de una dieta saludable. Además, es un producto muy rico en vitamina C lo que nos ayuda a mejorar algunos aspectos de nuestro cuerpo como la respiración, la vista, el oído e incluso la piel. También su alto contenido en vitamina C asocia al pimiento como un ingrediente apropiado para combatir los resfriados o el estreñimiento. Y aunque la vitamina C es su principal nutriente, también aporta vitamina A a nuestro sistema, aunque un 70% menos que el anterior. El pimiento verde además es rico en proteínas, fibra, calcio y hierro y por eso es considerado una de las hortalizas más recomendadas para consumir de forma habitual.

Beneficios del pimiento rojo

Junto con el el pimiento verde, el rojo también destaca por contener vitamina C como uno de los principales beneficios. Pero también aporta a nuestro sistema vitamina B6 y magnesio; esto ayuda a reducir la ansiedad y por lo tanto ayuda a conciliar el sueño a aquellas personas que padecen de insomnio. La vitamina B6 evita la hipertensión y también es muy recomendable para aquellas personas que padecen de anemia. Cuenta con propiedades antioxidantes ya que contiene el nutriente licopeno y es uno de los ingredientes más utilizados para combatir el cáncer de próstata. Además, el pimiento rojo es uno de los productos que combaten el conocido como ‘colesterol malo’ debido su alto contenido en luteolino, capsantina o betacarotenos.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *