Receta de paella de embutidos

Cuando quieras realizar un plato contundente, para varios o pocos comensales y que te asegures que sus ingredientes van a gustar a todos, te recomendamos hacer la receta de paella de embutidos. Es la preferida de los más pequeños de la casa y sobre todo de aquellos que les encantan este tipo de carnes; por eso, no hay mejor manera de comerlo que integrado dentro de una deliciosa paella. Es una de las recetas más sencillas que existen, con ingredientes muy económicos a la hora de adquirirlos y que incluso podemos utilizar si nos han sobrado de otro día. Por ejemplo, si el sábado haces una barbacoa y te han quedado unas cuantas longanizas y unos chorizos, lo puedes aprovechar al día siguiente elaborando nuestra paella de embutidos.

Ingredientes para una paella de embutidos

Paella de embutidos paso a paso

  1. Preparación de ingredientes. La paella de embutidos consta de tres grupos de ingredientes: las verduras, el embutido y el arroz. Así que comenzamos picando las verduras, es decir, la cebolla, el pimiento verde y el medio pimiento rojo. Para este último podéis echar uno entero si queréis que tenga más presencia de verdura en el arroz o echar un bote de pimiento envasado. Por otra parte, quitamos la piel de los embutidos y troceados dando las dimensiones que prefiramos a la carne pero intentando que sea similar.
  1. Sofreír verdura. Cogemos la paella, le cubrimos la base con aceite de oliva, calentamos a fuego medio y echamos los pimientos. Removemos bien y cuando veamos que empiezan a dorarse un poco, les incorporamos la cebolla; ya que ésta tarda menos en hacerse. Removemos de vez en cuando para que se nos haga toda la verdura por igual y más o menos esto nos supondrá unos 10 minutos al fuego. Teniendo en cuenta que el embutido se hace muy rápido, especialmente el chorizo y la chistorra, añadiremos la carne cuando la verdura esté casi hecha.

  1. Incorporar el embutido. Añadimos a la paella en primer lugar las salchichas frescas o longanizas, según el tipo de carne elegido. Como éstas tardan un poco más en hacerse que el chorizo, las tendremos unos minutos más al fuego para en último lugar incorporar la chistorra y el chorizo. Estos dos soltarán un poco de aceite rojizo que impregnará al resto de ingredientes dando el sabor y aroma predominante de nuestra paella de embutido. Iremos removiendo todo bien entre 5 o 10 minutos, dependiendo de la potencia del fuego y hasta que veamos que está la carne perfectamente hecha.
  1. Añadimos el arroz. Aunque nuestra receta incluye 400 gramos de arroz, debes calcular 100 gramos por cada comensal, por lo que si vais a ser 6 deberás echar 600 gramos. Lo agregamos a la paella y espolvoreamos el colorante. Debemos remover bien ya que queremos que el arroz se ‘empape’ del resto de sabores de los ingredientes ya cocinados y queremos que se sofría un par de minutos antes de verter el agua para que comience la cocción.
  1. Cocer la paella. Y por último, debemos agregar el agua o el caldo de pollo a la paella. Si optas por esta última, déjate el caldo preparado o utiliza uno de tetra brick para ahorrar tiempo. Si vas a echar simplemente agua y quieres darle un poco de sabor, puedes añadirle una pastilla alimentaria. En cualquier caso, te recomendamos que lo incorpores a la paella previamente calentado en el microondas para que al volcarlo al fuego ya esté a una temperatura alta. Deberás usar el doble de la cantidad de arroz añadida previamente. Mantén al fuego la paella durante unos 18 minutos, más o menos, o hasta que se consuma por completo el agua o caldo y déjala reposar unos minutos antes de servirla a la mesa.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *